El cliente digital

Comportamiento del cliente digital.

Con el desarrollo de la era digital la atención al cliente ha cambiado. Las tecnologías ya son parte de la vida de las personas y también de las empresas, es por ello que estas también tienen que cambiar a la hora de atender a los clientes potenciales. Ha cambiado la forma de adquirir o comprar productos o servicios. También el mundo de los negocios cada vez es más competitivo y la marca que no tiene presencia en Internet, NO EXISTE, aun tratándose de un negocio local o emprendimiento. Este escenario abre un mundo de posibilidades para el desarrollo de las empresas y entre ellos llegar a miles de clientes potenciales. En un negocio local los clientes eran los cercanos al lugar de emplazamiento, hoy puede ser cualquiera, los espacios se extienden y también las posibilidades de aumentar las ventas haciendo una buena estrategia de marketing digital.

El cliente en la en digital gana en protagonismo. Ahora es muy importante lo que opinan y expresan sobre las marcas y esto sirve de referencia a otros prospectos. Es una relación más cerca que posibilita un trato más individual, convirtiéndose en una posibilidad para fidelizarlos.

La presencia en Internet y sobre todo en las redes sociales permite interactuar de manera inmediata y efectiva, en tiempo real. Será capaz de adelantarse a las necesidades de los clientes y crear ventajas competitivas con respecto a otras empresas del sector.

¿Cuáles son los rasgos del consumidor digital?

El consumidor digital

Principales ventajas del servicio de atención al cliente en la era digital:

La inmediatez. La comunicación con el cliente se realiza en tiempo real y sin intermediarios.

La ubicuidad permite estar a las empresas en todas partes. Con la disponibilidad de Internet y el aumento del uso de dispositivos móviles se obtiene una comunicación más cercana con el usuario.

Características de la atención al cliente digital:

  • Trato más cercano. Gracias a los canales digitales el contacto con el cliente es más cercano y es más fácil solucionar problemas.
  • Mayor posibilidad de crear confianza en las marcas y establecer fidelidad.
  • Aumenta la reputación de la marca gracias a que el público puede observar cómo solucionan sus acontecimientos.
  • Información actualizada. Los usuarios están informados constantemente y así analizar las tendencias, oportunidades, ofertas, etc., de una marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.