La irrupción del Metaverso

Hace pocos días publiqué un artículo sobre las Tendencias del Marketing Digital para el 2022. Realmente hice una ponderación de las primeras diez tendencias más mencionadas en los primeros resultados de búsqueda en Google. Una de ella fue la irrupción del Metaverso.

Este término hace referencia a un mundo digital virtual, donde el protagonista es un avatar que simula las acciones de nuestra vida diaria. La tendencia es el uso progresivo en las organizaciones, como Google, Microsoft y Facebook, al punto que esta última ha cambiado el nombre de la empresa por Meta. La página donde se gestiona las publicaciones, anuncios, campañas de anuncios, demás herramientas, antes Facebook Business Suite, ahora se llama Meta Business Suite. Bajo la “sombrilla” de Meta están las demás redes de la compañía: Messenger, WhatsApp, Instagram y Oculus.

Para Facebook es la posibilidad de crear espacios para nuestros negocios y experimentar procesos de compra – ventas virtuales. También se pueden crear reuniones de trabajo en oficinas virtuales, conectarse desde casa.

El objetivo es lograr que sus usuarios puedan escoger el escenario de la conversación, como pudiera ser un grupo de WhatsApp, en un hogar u otro lugar, con capacidad de desplazamiento a otros lugares.

Al día de hoy nos parece muy lejano materializar esta idea, pero ya hay grandes empresas trabajando en alcanzar la confluencia de la realidad real y la realidad virtual, como experiencia para los usuarios de Internet, una nueva visión, una experiencia en tres dimensiones que supera la visión bidimensional en las pantallas.

El Metaverso no es un nuevo término, se utilizó en 1992, en una novela futurista, Snow Crash, donde los avatares interactuaban entre sí, en representación de personas, en un espacio virtual homólogo al mundo real.

Es una tecnología en desarrollo, se pretende, por ejemplo, que sus gafas sean capaces de reflejar expresiones faciales, lo más natural posible, de quien las lleva y también en su avatar.

Ya está valorada, por Bloomberg Intelligent, para el 2024 en 800 000 millones de dólares. No obstante esta idea le llevará varios años en materializarse, quizás décadas. Se apuesta por mostrar una experiencia a los usuarios atractiva, también para las empresas que quieran apostar por el proyecto.

Pero también ya hay se está cuestionando el tema de la seguridad y la privacidad de los datos de las personas y las empresas, la vigilancia y demás. Para otros escenarios es más fácil como son los contextos educativos para mostrar espacios geográficos. Es complicado, más en los momentos en que Facebook pasa por situaciones sobre cuestionamientos éticos y de protección de datos de sus usuarios. Además hay que resolver problemas de conexión, pues bajo la tecnología actual es difícil.

¿Cómo se complementará el Metaverso con el marketing digital? Deja en los comentarios tus ideas y opiniones. ¡Está permitido soñar!

1 comentario en “La irrupción del Metaverso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.