La Publicidad y su relación con el marketing

La publicidad es una disciplina de la comunicación. Dispone de recursos para lograr su objetivo final: vender productos o servicios. Con el auge de Internet y sus herramientas hacen posible que la publicidad tome otros valores, donde el cliente potencial se convierte en sujeto activo por la interacción que llevan con las marcas.

La publicidad es una estrategia de comunicación utilizada por las marcas, es una manera de incentivar el consumo de un producto o servicio, el reconocimiento de una marca y aumentar la interacción con los consumidores.

Existe una relación muy estrecha entre publicidad y marketing, pero no es lo mismo. La publicidad es una herramienta de marketing. La publicidad es el medio en que se puede materializar la estrategia de marketing, la cual persigue persuadir y atender al público objetivo.

El marketing de contenidos es una variante o tendencia para crear contenidos relevantes, es la forma de valorar a los internautas, sus experiencias como usuario, prioriza la interacción con las marcas, dándole un importante espacio para que puedan expresar sus criterios, inquietudes, necesidades, opiniones, etc. La publicidad con sus técnicas y herramientas permiten ser más eficiente y eficaz el marketing de contenido.

La publicidad online

Ya sabemos que existe la publicidad off line y la publicidad online. Nos estaremos refiriendo a la publicidad online, que es la publicidad que se realiza por las plataformas digitales. Algunas de sus características son:

  • Campañas según el presupuesto. Las campañas publicitarias se pueden ajustar al dinero que cada empresa haya destinado a la publicidad. En esto consiste lo positivo, que cada empresa adapta su presupuesto al tamaño, objetivo y alcance de su público objetivo. Tiene como ventaja que las MIPYMES, con sus proyectos más modestos o limitados económicamente, también realizarán sus campañas publicitarias.
  • Alcance ilimitado. Nuestro contenido, en cuanto a alcance, no tiene límites, el límite lo ponemos nosotros. Mediante la segmentación configuramos hasta qué lugar queremos llegar; no es necesario y no importa cuáles sean las fronteras, eso lo determinamos nosotros mismos.
  • Recursos audiovisuales. Estos son fundamentales en la publicidad. La selección de estos recursos y utilizarlos en el momento y lugar oportuno, ayudan a aumentar la visibilidad de las marcas.
  • Segmentación del público. No es necesario llegar a todo el mundo, es más, no es profesional hacer publicidad para todos, excepto objetivos bien concretos, como por ejemplo que no tengamos identificado nuestro target, y aun así hay formas de segmentar. Lo mejor es tener un público cualificado, un nicho, si es pequeño mejor para empezar. Con las experiencias que iremos ganando, aumentará.
  • Medición de resultados. No hacemos nada con hacer publicidad si no medimos lo que hacemos, cómo es recibido, cómo repercute, de dónde proviene el público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *