Packaging

Término del inglés, significa empaque o embalaje.

Es una manera de presentar el producto de una marca a través de su empaque o embalaje. Forma parte de la estrategia de marketing, una modalidad para trabajar el branding y diferenciarse del resto de la competencia. 

Cumple primeramente una función protectora del producto para que llegue al cliente final sin sufrir daños. También tiene la finalidad de comunicar las referencias de la marca: nombre, logo, contactos, diseño del o los productos, listas de precios, etc., todo esto mediante un diseño personalizado y “conectar” mejor con el público objetivo.

Otro elemento esencial al día de hoy es la posibilidad de transmitir los valores de la empresa, con los cuales los clientes se sienten identificados; en este caso fundamentalmente nos referimos al uso de materiales reciclables o biodegradables para el cuidado del Medio Ambiente. Y hablando de este tema, hay que tener en cuenta la durabilidad de los empaques, que pueda ser reutilizable, lo cual permitirá dar más visibilidad a la marca y aminorar la acumulación de desechos.

El diseño del packaging debe representar la identidad corporativa, es por eso que se debe pensar bien antes de hacer el diseño. Si tu emprendimiento va en serio y cuentas con recursos financieros, deberías contratar un diseñador profesional.

No solo hablamos de la presencia física del empaque, sino también tener en cuenta cómo se representaría en las plataformas digitales. Es una de los espacios donde se captan clientes y de alguna manera trabajar aquí los diseños de empaque.

Algunos tips para diseñar tu packaging:

  • Las características de tu cliente (grupo etario, gustos, intereses) y los canales digitales donde están.
  • Las formas de distribución y transportación. Si el producto tiene camino que recorrer, se debe pensar en un empaque que sea resistente que permita llegar al destino sin daños.
  • La información necesaria. Hablamos de las referencias de la marca y también de datos imprescindibles para el uso del producto, si así lo requiere, como fecha de caducidad, contactos para reclamos, ingredientes del producto, etc.

Algunos consejos para hacer el packaging más efectivo:

  • Escoge un diseño atractivo, en dependencia del tipo del negocio.
  • Incluye la factura dentro del empaque.
  • Aprovecha la oportunidad para colocar un catálogo de otros productos o servicios que le puedan interesar al cliente.
  • Realiza ofertas de descuento o similares para alentar nuevas compras.
  • Realiza packaging por días especiales como cumpleaños o Día de Reyes y demás.
  • Trata de producir souvenirs y otros elementos útiles que permitan recordar la marca, como por ejemplo, almanaques, pegatinas o bolígrafos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.