¿Qué es la tasa rosa?

Es el precio “adicional” o impuesto que se le agrega a un producto femenino, principalmente a los de primera necesidad, aunque sea igual a uno masculino. Conocida también como “tasa tampón”, aunque este término está asociado a los productos de higiene de la menstruación.

Influye además el packaging utilizado, una especie de “envase comunicacional”, que se le ha aplicado: el empaquetado rosa, el uso de palabras como Miss, Lady o Women, otras palabras clave y el público objetivo.

Toda una estrategia de marketing para subir el precio a los productos dirigidos a mujeres. Espero que sepas por qué. Para nadie es un secreto la tendencia mayor a las compras de las mujeres con respecto a los hombres; ellas están decididas a pagar más por un producto de mejor estética o que se ajuste a sus modelos de vida. Un mismo producto puede costar hasta más del 150% de su valor, si se «prepara» para ser consumido por mujeres.

La tasa rosa no solo se aplica a la cosmética femenina sino también a juguetes, útiles escolares, vestimenta, libros, medicamentos, máquinas de afeitar, etc. Por tanto afecta a las mujeres desde que son niñas.

Algunas empresas han sido denunciadas por este hecho, cómo por ejemplo, Carrefour, por subir el precio hasta de un 171% y hacer publicidad engañosa.

Es una cuestión muy criticada porque para muchos supone una discriminación hacia mujer, la cual tendrá que desembolsar más dinero por algo, sin ningún componente “extra”, solo por el color rosa o por la indicación “para mujeres”, aunque se le atribuye el precio diferencial a la utilización de atributos distintivos como el uso de determinado color o las características del envase, lo cual puede constituir un costo de producción mayor.

Como emprendedor evita aplicar la tasa rosa a tus productos o servicios. Lo mejor será asignar el precio justo, lo cual te permitirá ganar en reconocimiento entre tus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.